Autor: Natalia Bublik y otros
Departamento de Pediatría, Facultad de Medicina de la Universidad de Miami, EE.UU

Revista: Progress in Pediatric Cardiology, año 2008, volumen 25, páginas 103-111.

Resumen: Un número importante de niños con cardiopatías sobreviven hoy día hasta la edad adulta, lo que en esencia convierte a su enfermedad en crónica. Como una condición crónica, debe ser tratada a través programas de cuidados específicos y multidisciplinares. Este tipo de programas han mejorado los resultados de salud y reducido los costes de gestión de otras enfermedades pediátricas crónicas y fallos del corazón en los adultos, pero el tratamiento y los costes que éste implica para los programas de cuidados de cardiopatías pediátricas son desconocidos. Hemos investigado las implicaciones en el coste del establecimiento de estos programas de tratamiento mediante la revisión de estudios y programas similares, estimando el coste actual de no contar con estos programas en el diagnóstico, entrevistando para ello a diversos expertos en la materia sobre la necesidad y expectativas de este tipo de programas. De acuerdo con nuestros resultados, los programas de tratamiento de fallos del corazón en pediatría existen, pero ni se han evaluado ni siquiera descrito en las revistas científicas. Existe un consenso en los expertos en la materia sobre que estos programas de cuidados específicos en niños con cardiopatías son altamente deseables, y que programas similares a estos han resultado en unos enormes ahorros mediante la gestión temprana e intensiva: El retorno de la inversión ha sido en algunos casos de 22 a 1. Otro estudio informó de que la media de estancia en el hospital descendió de 83.9 a 10.6 días, y que las admisiones medias anuales disminuyeron de 2796 a 1622, con los costes medios del hospital bajando de 26.1 millones de dólares a 14.6 millones de dólares. En conclusión, la limitada experiencia y las fuertes evidencias circunstanciales sugieren que, a pesar de su coste inicial alto, los programas específicos de cuidados multidisciplinares en cardiopatía pediátrica serían rentables y beneficiosos para los pacientes, sus familias y las instituciones.

Leer artículo completo